BRUNO VINCENZO STANZIANI

 

 

BRUNO VINCENZO STANZIANI
Hijo, aún te siento por los pasillos y, aunque no te pueo
ver, sé que estás cerca de mí. Extrañaré tus abrazos
cuando llegaba a casa y tocarte la nariz cuando te daba
frio por las noches. Y ahora quién va a cuidar que tu
hermana no haga de las suyas? Haces tanta falta en la
casa, desde tu ladrido agudo hasta tus regalitos en los
lugares menos esperados. Gracias por tu incondicional
cariño y por tu adorable personalidad que cautivaba a
todos. Siempre te estarás en mi corazón y llevaré tu
recuerdo en mi memoria. Te amo y te extraño, Muno.
Tu papá.

Julio